La Web de Negocios de la Hotelería y la Gastronomía
Texto
Columna
El aprendizaje en el desarrollo de los grupos

El desempeño de un grupo depende tanto del aprendizaje individual como del que realiza en conjunto, pasando por cuatro etapas de desarrollo secuenciales: aceptación mutua, comunicación y toma de decisiones, motivación y productividad, y control y organización.

"El aprendizaje en equipo es el proceso de alinear y desarrollar la capacidad del equipo para crear los resultados deseados por sus integrantes. Se construye sobre la disciplina del desarrollo de una visión compartida. También se construye con maestría personal."
PETER SENGE

Los grupos aprenden de la misma forma que las personas; el desempeño del grupo depende tanto del aprendizaje individual como de lo bien que aprendan a trabajar los integrantes unos junto a otros.
Por ejemplo, el comité de calidad formado con el objetivo de aumentar la competitividad de la empresa frente a los competidores puede convertirse en un equipo muy efectivo. Pero también, el equipo puede ser muy ineficaz si sus integrantes se preocupan más por las metas individuales de sus áreas que por desarrollar una respuesta a la competencia.
Desde el inicio los grupos pasan por cuatro etapas de desarrollo en un proceso secuencial: aceptación mutua, comunicación y toma de decisiones, motivación y productividad, y control y organización.
• La aceptación mutua: en las primeras etapas de la formación de los grupos, los integrantes se muestran generalmente reticentes a comunicarse entre sí. Es habitual que no estén dispuestos a expresar opiniones, actitudes y creencias.
• La comunicación y la toma de decisiones: luego de que un grupo llega al punto de aceptación mutua, los integrantes comienzan a comunicarse abiertamente entre sí. Esta comunicación genera una mayor confianza e interacción dentro del grupo. Las discusiones comienzan a centrarse más específicamente en las tareas de resolución de problemas y en el desarrollo de estrategias alternativas para cumplir las tareas.
• La motivación y la productividad: en esta etapa del desarrollo, el esfuerzo se invierte en lograr las metas del grupo, y éste funciona como una unidad cooperativa en lugar de competitiva.
• El control y la organización: en este momento, la afiliación al grupo se valora y los integrantes se reglamentan mediante las normas del grupo; las metas grupales toman prioridad sobre las individuales y se obedecen las normas o se aplican las sanciones.
Asimismo, existe un proceso indispensable para lograr un equipo sinérgico:
• Acción recíproca: habilidad de los miembros para definir sus objetivos; logro de una comunicación efectiva de baja distorsión.
• Sensibilidad para entenderse: establecimiento de un clima abierto; empatía y valoración de la diversidad de opiniones individuales.
• Integración: tolerancia de la ambigüedad y las diferencias; sostenimiento del equipo, generación de formas creativas de combinar diferentes puntos de vista.
• Implementación: establecimiento de objetivos específicos y mensurables, establecimiento de planes de implementación, evaluación del progreso y provisión de los refuerzos necesarios para asegurar el logro.
El verdadero cambio organizacional es la transición de un esquema individualista al trabajo en equipo. No caben dudas de que la tendencia actual es que las empresas se transformen en estructuras más planas, con menores niveles jerárquicos y la consecuente conformación de equipos de trabajo de alto rendimiento. Esto, además, implica modificar el concepto de la empresa considerada como un conjunto de territorios por el concepto de la empresa entendida como un sistema compuesto por subsistemas interrelacionados e interdependientes. Anteriormente, cada cual cuidada su territorio, reteniendo información y compitiendo con el resto de los sectores. En cambio, en la actualidad la tendencia es que la información fluya por toda la organización, la que es considerada como un sistema que busca atender al cliente en sus requerimientos cada vez más exigentes.
Hoy la ventaja fundamental de las organizaciones se centra en el gerenciamiento del conocimiento individual y colectivo. Deben desarrollar las capacidades intelectuales de sus recursos humanos, su capacidad de aprendizaje para la innovación y la creación de nuevos conocimientos.