La Web de Negocios de la Hotelería y la Gastronomía
Texto
Empresas y Productos
ESPECIAL SEGURIDAD
Herramientas para la prevención de incidentes

La seguridad del cliente y del personal deben ser entendidas como prioritarias. Esto incluye los accidentes, los hechos fortuitos (como sismos o incendios) y los robos. Ante cualquiera de estos hechos los empresarios deben saber cómo responder y, además, tomar medidas para prevenirlos.

Que un establecimiento sea seguro es fundamental no sólo para el huésped, quien considera que esta condición es inherente a la calidad del servicio, sino también para el personal y para los responsables del proyecto que buscan posicionarse exitosamente en el mercado.

En tal sentido, existen planes y procedimientos de seguridad que deben implementarse para prevenir accidentes, tomar el control de la situación en caso de sismo, incendio u otro hecho que ponga en riesgo la vida de los clientes y el personal, y evitar robos, asaltos y hurtos.

Tales medidas pueden constituir un curso de capacitación en seguridad hotelera para el personal dedicado a la protección de las personas, bienes e inmuebles. Sin embargo, también es recomendable que gerentes y jefes de las distintas áreas de la propiedad conozcan el sistema de seguridad para saber cómo actuar ante situaciones de peligro.

Una de las opciones es diseñar un plan de seguridad que incluya las funciones claves que debe cumplir el departamento de Seguridad del establecimiento. Pero, además, debe incluir las actividades operativas que debe realizar cada integrante del hotel ante cualquier eventualidad. Este procedimiento debe estar programado y dado a conocer a todos los recursos humanos. Ante un siniestro deben estar coordinadas todas las labores de un hotel con las obligaciones del departamento en cuestión.

 

SITUACIONES IMPENSADAS.

Una mañana de junio, un inconveniente con una freidora generó un incendio en la cocina del Hotel Mundial, ubicado en Lloret del Mar, España. El humo se elevó hasta la zona de las habitaciones, por lo que las 225 personas que se hospedaban allí fueron evacuadas. Y ocho empleados del establecimiento debieron ser trasladados al hospital más cercano, tras presentar un leve cuadro de intoxicación por inhalación de humo.

La mayoría de los hoteles están expuestos a sufrir accidentes como éste o siniestros producidos por fenómenos naturales, como sismos y huracanes. Estos sucesos constituyen factores de riesgo no sólo para la seguridad de las instalaciones y los recursos humanos de los establecimientos, sino también para la integridad de los huéspedes.

Sobre este tema existe un concepto a tomar en cuenta: la administración de riesgos, que debe adaptarse al funcionamiento de cada establecimiento.

Administradores y empresarios hoteleros y turísticos deben tomar conciencia sobre la necesidad de revisar y actualizar los programas de mantenimiento del inmueble, las instalaciones y el equipamiento.

Si bien los riesgos son inevitables, la administración sirve para neutralizarlos, evitando así que los esfuerzos de las empresas se frustren por accidentes imprevistos.

 

HECHOS DELICTIVOS. 

Por otra parte, uno de los retos principales que afronta diariamente la industria hotelera y gastronómica a nivel global es la prevención de hechos delictivos.

En tal sentido, se entiende por seguridad al sistema de medios técnicos y de medidas organizativas que sirven para prevenir, reducir y controlar las acciones delictivas –más allá de lo que la legislación de cada lugar obligue–, con el objetivo final de proteger a las personas y los bienes materiales. Esto incluye desde el control de accesos, la protección de contenidos informáticos, la correcta señalización y la seguridad laboral.

Asimismo, este aspecto debe considerarse desde varios puntos de vista. Uno de ellos son los huéspedes o clientes, dado que el desplazamiento por motivos turísticos tiene como objetivo implícito la búsqueda de un bienestar integral. A lo que se suma, por el lado de los empresarios, la necesidad de lograr una buena reputación y posicionamiento en el mercado local e internacional como un establecimiento seguro.

Del mismo modo, debe cuidarse la seguridad de los empleados para que el ambiente de trabajo sea más confortable. Y también se debe colocar el acento en la integridad de los bienes, las instalaciones y la información que hacen al funcionamiento del negocio.

En tal sentido, un proyecto de seguridad debe diseñarse de manera integral, tratando de cumplir con cinco puntos básicos: prevención o disuasión, detección y alarma, reconocimiento e identificación, retardo y reacción.

La función principal del área de Seguridad es vigilar todo el tiempo cada rincón del establecimiento, además de que tanto huéspedes como empleados cumplan con las reglas del hotel.

Asimismo, algunos de los roles que debe cumplir este departamento son:

• Constatar que las cerraduras funcionen correctamente.

• Resolver los conflictos que puedan surgir sin necesidad de intervención policial.

• Proteger a los empleados del hotel que deban transportar dinero o elementos de valor.

• Operar en forma sistemática y correcta en casos de robos en habitaciones, robos en el estacionamiento y muertes.

Por otra parte, esta demanda debe ser atendida por empresas con experiencia y capacidad para atender un segmento particular, como la hotelería y la gastronomía.

 

CONFORT PARA EL HUÉSPED.

Ya sea un viajero de placer o corporativo, siempre se necesario equipar la habitación con una caja de seguridad que permita resguardar objetos de valor, documentación o dispositivos electrónicos.

Por otra parte, para mejorar el servicio por parte del hotelero, también es necesario que las cajas ofrezcan mecanismos de seguridad de varios niveles y tecnología para auditar las aperturas.

A su vez, de la mano del avance tecnológico, en los últimos años las cajas fueron adquiriendo diferentes diseños y prestaciones que permiten, por ejemplo, guardar dispositivos móviles y que puedan cargarse mientras están resguardados.

 

LA SEÑALÉTICA.

La señalética representa en los hoteles y restaurantes una manera de comunicarse con los clientes.

Asimismo, la cartelería debe formar parte de un proyecto integral de prevención de siniestros y ser un complemento de elementos que salvan vidas, como matafuegos, mangueras y salidas de emergencia.

La instalación de la señalética es casi uno de los últimos pasos de una obra, y a la vez un elemento de gran relevancia y aporte para los clientes con capacidades diferentes.

 
VAULT BY RÜEDI

Desde hace 13 años Vault by Rüedi se aboca al mercado hotelero argentino instalando cerraduras y otros productos para el sector en más de 250 establecimientos del país.

Al momento de ofrecer soluciones que aporten a la seguridad de los huéspedes, la propuesta de la compañía es la tecnología fingerprint o biométrica, llamada “Real Keyless”. Se aplica en cerraduras y cajas electrónicas y es la más segura.

Este sistema autentifica al huésped e impide la posibilidad de compartir claves, tarjetas y cualquier elemento o dispositivo que se emplee como llave. Además, el huésped se libera definitivamente de cualquier soporte, como así también de la necesidad de recordar claves, mientras que el hotelero evita la reposición de tarjetas.

En términos generales, supone un sistema más económico, otorgando a su vez confort al huésped y jerarquía al hotel.

Informes: 0810 555 82858