La Web de Negocios de la Hotelería y la Gastronomía
Texto
Empresas y Productos
BAÑOS
Espacios diseñados para el bienestar

Los baños en los hoteles son considerados un verdadero refugio para la relajación y el bienestar. En la actualidad se vislumbran nuevas tendencias y accesorios, como calentadores de toallas, dispensadores de jabón, duchas con amplios cabezales, pantallas táctiles e hidromasajes. En el caso de los bares y restaurantes, siempre más pequeños, también deben dejar espacio para el diseño y la originalidad.

Uno de los baños de hotel más valorados es el del Burj Al Arab, en Dubai. De los tres baños de la suite, el más grande es de 108 m² y tiene una bañera con forma de rotonda en el centro y acabados en oro y mármol. Alrededor, los viajeros pueden descansar en las zonas de cojines y elegir entre los productos y fragancias de Hermès.
Sin embargo, más allá de este ejemplo extravagante, el baño de una habitación debe garantizar bienestar, relación y confort, dado que es uno de los espacios más valorados por los viajeros.
Una vez asegurados estos tres pilares, cada proyecto debe definir su propio estilo y presupuesto para así elegir correctamente el estilo de la grifería, los sanitarios, el revestimiento de las paredes, los espejos y los accesorios.
Para los empresarios que quieren renovar estos espacios, bien vale tener en cuenta las tendencias que se imponen en la temporada 2018. Una de las más destacadas es la combinación de materiales naturales, como la madera y la piedra, dado que crean una atmósfera limpia y elegante.
En cuanto a los colores oscuros y las superficies mate hacen un gran regreso en la escena del diseño de interiores. Teniendo en cuenta la tendencia del uso de materiales naturales, los azulejos de cemento ganarán terreno y el gris será el color más trendy de esta temporada. Como contrapartida, quedan afuera los azulejos y las superficies brillantes.
No obstante, un clásico que no pierde vigencia es el blanco, predominante cuando se trata de accesorios de baño. Ayuda a crear un ambiente fresco, limpio y contemporáneo.
Si bien las bañeras siempre deben estar presentes para los huéspedes que buscan un momento de relajación, lo cierto es que los platos de ducha fueron ganando protagonismo y el mercado ofrece variedad de tamaños, diseños y potencias en la provisión de agua.
Por su parte, la variedad de diseños y prestaciones de la grifería es amplia. Y va desde las minimalistas con líneas rectas hasta las más sofisticadas. En cualquier caso, es necesario tomar en cuenta que los modelos que favorecen el ahorro de agua son los más valorados por el cliente.

 

UN CLÁSICO DE LA RELAJACIÓN.
El hidromasaje es una de las modalidades de la hidroterapia más utilizadas en la hotelería, cuyo principio elemental es la adecuada liberación de agua a presión, a una temperatura apropiada y combinada con aire. Este sistema actúa como un masaje que optimiza el estado físico general y reduce la tensión del sistema muscular. Además, causa un efecto positivo y estimulante para la circulación sanguínea, capilar y linfática.
En combinación con otros métodos terapéuticos, como la cromoterapia y aromaterapia, conforma un excelente sistema de relajación. Si además agregamos el efecto de algunas esencias y aceites, que pueden ser disueltas en el agua, resulta una experiencia ideal para el bienestar. Sin embargo, las fragancias para el agua de una bañera de hidromasajes deben ser totalmente disolubles para no causar daños en los filtros, la bomba o el calefactor. A su vez, no deben utilizarse sales ya que son corrosivas.
Asimismo, en el mercado están disponibles diversos tipos de equipos de hidromasajes. Un ejemplo son los que trabajan mediante burbujas de aire en circulación ascendente, a través de un cierto número de orificios. El soplador generalmente funciona entre 10 y 30 minutos.
Por otra parte, se desarrollaron hidromasajes que trabajan por medio de toberas. Este sistema se compone de una red hidráulica que alimenta un cierto número de 'jets' que arrojan agua mezclada con aire, a una presión predeterminada.
Finalmente, para sanitizar el agua en estos equipos generalmente se incorpora un ozonizador, y se utiliza un desinfectante adicional.

 

ESPACIOS GASTRONÓMICOS.
Si un restaurante dispone de un baño con detalles de diseño y originalidad, la experiencia del cliente será más grata. Asimismo, la decoración debe estar acorde con la estética y la categoría del lugar.
La iluminación es uno de los factores más relevantes. Lo más recomendable es disponer de diferentes tipos de lámparas, que diferencien las áreas de lavamanos y los compartimentos individuales. Los espejos amplios, por su parte, brindan la sensación de espacialidad y siempre son bienvenidos en los baños de mujeres.
Un ítem a tener en cuenta es la ventilación. Al tratarse de un espacio donde no puede haber ventanas grandes, se debe optar por colocar ventanas de tamaño pequeño y a más de 2 m. de altura.
Asimismo, los accesorios para higienizarse las manos deben estar garantizados y dispuestos de manera accesible.

 
CAMBIO CULTURAL: BAÑOS COMPARTIDOS

En el último tiempo creció la tendencia de los baños unisex en empresas, universidades y, por supuesto, la gastronomía. Se trata de un cambio cultural que busca integrar a las personas que perciben su identidad de género de manera diversa.
De todos modos, hay que tener en cuenta que los baños que no distinguen entre varones y mujeres deben ser individuales –no puede entrar más de una persona a la vez–. Esto se debe a que la reglamentación de la Agencia Gubernamental de Control de la Ciudad establece que para habilitar locales gastronómicos, los sanitarios deben ser usados por varones y mujeres de manera separada. Sin embargo, no hay ninguna disposición que impida que el espacio destinado a los lavatorios sea compartido por ambos sexos.