La Web de Negocios de la Hotelería y la Gastronomía
Texto
Actualidad
Al filo de la ilegalidad, los gastronómicos promueven las

Algunos establecimientos ofrecen “premios” o “beneficios” a los clientes que pagan en efectivo, en lugar de hacerlo a través de las tarjetas de crédito o débito. Cabe destacar que, según lo estipula la Ley 25.065 de Tarjetas de Crédito, de registrarse casos en los que el cliente se vea afectado por abonar con plástico, las medidas pueden llegar a desembocar en el cierre del local comercial.

Aunque la legislación prohíbe expresamente discriminar precios según el medio de pago que utilice el consumidor, varios empresarios gastronómicos se reinventaron con viejas prácticas para hacerse de efectivo.

Argumentando que el escenario no es alentador porque las ventas siguen a la baja, las tarifas de los servicios se ajustan casi periódicamente y los precios de los alquileres son exorbitantes en la ciudad de Buenos Aires, los comercios recurren a las "promociones" por pago en efectivo para alentar el consumo y hacerse de billetes en mano en el menor tiempo posible, para poder cumplir con el pago de sueldos y proveedores.

En Palermo, varios restaurantes seducen a los transeúntes con estas promociones a través de una pizarra en las veredas con colores que capten su atención.

De hecho, una parrilla de la zona ofrece a sus comensales un "menú ejecutivo" del día por un precio de hasta $ 260, pero lo hace con una aclaración: “Esta opción está solamente disponible para aquellos que abonen cash”; al tiempo que otro local vecino también beneficia a quienes abonen con dinero en mano: en los menúes del mediodía el comercio efectúa un recargo de $ 50 por hacer uso de la tarjeta para pagar.

Cabe destacar que, según lo estipula la Ley 25.065 de Tarjetas de Crédito, de registrarse casos en los que el cliente se vea afectado por abonar con plástico, las medidas pueden llegar a desembocar en el cierre del local comercial.