La Web de Negocios de la Hotelería y la Gastronomía
Texto
Actualidad
Realidades paralelas en la hotelería de Mendoza

La mejora de la conectividad y el incremento del dólar generaron expectativas en el sector; aunque los empresarios advirtieron que las “buenas nuevas” sólo aplican para los alojamientos de mayor tamaño.

El actual tipo de cambio y el aumento de la oferta aérea impulsan el turismo receptivo en Mendoza, y desde el sector hotelero prevén una significativa derrama de inversiones en infraestructura.

Asimismo, y aseverando que la coyuntura actual implica una oportunidad histórica de crecimiento, desde la provincia cuyana afirman que el encarecimiento de los viajes al exterior provocó que muchos argentinos que salían al exterior elijan quedarse en el territorio nacional.

En este orden, desde la Cámara de Hotelería de Mendoza advirtieron que varios establecimientos mendocinos de alta gama han desarrollado proyectos de ampliación y remodelación; al tiempo que, además, ponderaron el vislumbre de nuevas aperturas.

Al respecto, el Hotel Aconcagua sumará a sus servicios el Espacio Urbano San Lorenzo, que se desplegará en la planta baja y los jardines, y contará con locales comerciales y gastronómicos, estacionamiento y un sector museológico; mientras que en el Hotel InterContinental están equipando 72 nuevas habitaciones, para superar los 250 cuartos antes que termine el año.

En el Park Hyatt las tareas apuntaron a renovar las propuestas existentes; de hecho, este año el bistró pasó a especializarse en comida mendocina, con platos tradicionales elaborados con productos de la provincia.

Entre las novedades se espera la pronta inauguración del Hotel Fuente Mayor, el cual tendrá 90 habitaciones, sala de convenciones con capacidad para 50 personas, piscina con solario, gimnasio, servicio de barra a la habitación y desayuno continental.

Por su parte, que donde se encontraba el establecimiento Niventus, un ex alojamiento tres estrellas, ahora se erige un edificio en obras con la leyenda: próximamente Hotel y Spa Agua del Corral.

 

EXPECTANTES.

El escenario no es el mismo para todos los empresarios, ya que las propiedades de menor tamaño siguen expectantes del comportamiento y la evolución del contexto económico nacional en el mediano plazo antes de decidirse a encarar nuevas inversiones.

“La situación para los pequeños hoteles es diferente, porque la ventaja competitiva por el tipo de cambio empezó a sentirse recién en septiembre”, declaró Marcelo Rosental, vicepresidente de la Cámara de Hotelería de Mendoza, quien aclaró que son las cadenas de grandes hoteles con casino las que fijan el techo de las tarifas, por lo que los competidores chicos tienen poco margen para establecerlas.

“Lo más probable es que los hoteles de menor tamaño esperen a ver cómo es el movimiento de 2019 para determinar si realizan inversiones, como la renovación de mobiliario y equipamiento”, concluyó.