La Web de Negocios de la Hotelería y la Gastronomía
Texto
Tendencias
LA PECORA NERA GRILL
Un steak house con la firma de Daniel Hansen

Daniel Hansen no deja nada librado al azar; trabaja en sus restaurantes con la pasión de un artista, no sólo en el diseño de los platos y el trabajo diario en la cocina, sino también en la decoración, en el entrenamiento del personal y en los objetos y detalles que hacen de sus propuestas garantías de excelencia. En esa línea, La Pecora Nera Grill es un nuevo eslabón en esta cadena de lujo, que se suma al ya clásico y premiado restaurante italiano La Pecora Nera.

Este steak house –ubicado en Rodríguez Peña 1967, entre Alvear y Posadas, Recoleta– es una casa de carnes seleccionadas donde sólo se asan cortes premium madurados por lo menos durante 30 días, en un ambiente sobrio y elegante.

Con amplias mesas y un espacio libre que brinda privacidad e intimidad a los comensales, el salón ofrece 62 cubiertos. Entre las carnes se destaca el ojo de bife, la entraña y la picaña, que siempre tienen un estacionamiento de por lo menos 30 días, a una determinada temperatura y humedad, para que queden tiernas y exquisitas. Se sirven acompañadas de papines jujeños, por ejemplo, que son cocinados en horno con salvia, romero y tomillo; con ensaladas de hojas y cebolla curada con limón; o con palta y aderezo de cítricos. También hay empanadas jujeñas, pulpo confitado, y a la espera de los platos un pan de campo amasado en el día con masa madre, que se acompaña con manteca y sal marina.

Los postres merecen un párrafo aparte, con los tradicionales panqueques con dulce de leche, tiramisú y flan con dulce de leche. También hay helados de dulce de leche, chocolate y naranja, y chocolate y frambuesas. Además, un sorbete de albahaca que se ofrece de cortesía al final de la cena. La carta de vinos es exclusiva, con una selección de etiquetas probadas y aprobadas, mientras que el café es italiano.