La Web de Negocios de la Hotelería y la Gastronomía
Texto
Actualidad
Buenos Aires Design resiste y se mantienen los puestos de trabajo

La Ahrcc y la CEMA serán las encargadas de administrar el lugar por un año. Los locales que todavía siguen en actividad seguirán funcionando con un "permiso precario de uso”.

Casi en tiempo de descuento, el gobierno porteño llegó a un acuerdo con la Asociación de Hoteles, Restaurantes, Confiterías y Cafés (Ahrcc) y la Cámara de Empresarios Madereros y Afines (CEMA) para evitar el cierre definitivo del Buenos Aires Design y que los locales que todavía siguen en actividad –los cuales emplean a más de 700 trabajadores– puedan continuar funcionando con un "permiso precario de uso". El mismo vence en noviembre de 2019, cuando llegue el nuevo concesionario que operará en el lugar.

Ambas entidades pasarán a ser las encargadas de administrar el lugar, por el cual no pagarán ningún tipo de canon a la Ciudad; y tampoco cobrarán canon a los comercios que continúen funcionando. En tanto, sólo deberán abonar los servicios y las expensas necesarias para el mantenimiento, la administración y la seguridad del sector.

Asimismo, el acuerdo contempla que durante este período no podrán abrirse nuevos negocios, y aquellos locales que vayan desocupándose no podrán volver a ser otorgados a otros privados, ya que “el fin de la concesión provisoria no es económico, sino que el objetivo de este acuerdo es acompañar a los trabajadores y sus familias en la transición que se inicia entre la concesión que se va y el arribo del nuevo concesionario”.

Según estaba previsto, el domingo 18 de noviembre el shopping de Recoleta debía cerrar tras el fin de la concesión del predio administrado por la empresa IRSA desde 1997, que mantendrá la administración hasta el 5 de diciembre.

Cabe destacar que, de los 70 locales que originalmente funcionaban en el lugar, 14 ya cerraron sus puertas. Entre los que quedaron, además de algunos comercios dedicados a la venta de muebles y decoración, se destaca el Hard Rock Cafe, el primero de la cadena en desembarcar en el país en los años 90.

"Porque defendemos al empresariado nacional, queremos que el shopping no cierre. Es necesario evitar que los trabajadores no queden en la calle. Como el gobierno porteño no nos cobrará canon, no les cobraremos alquiler a los locatarios; sólo pagarán los gastos de limpieza y seguridad. Por ahora logramos acordar que la postergación del cierre sea por un año, y esperamos que pueda ser mayor. Está todo listo, sólo falta la firma final", declaró Ariel Amoroso, titular de la Ahrcc.

 

“EL FUTURO.”

Existe un proyecto de ley del gobierno porteño para instalar en el Buenos Aires Design un nuevo polo comercial, gastronómico y cultural, que ya tiene media sanción en la Legislatura.

El plan tiene importantes cambios; uno de ellos es que el canon mensual (que se calculará cuando se apruebe la norma) se destinará al Instituto de la Vivienda (IVC) para ser utilizado en la construcción de viviendas sociales y la urbanización de villas. Actualmente, los $ 400 mil mensuales que paga IRSA van al tesoro del Estado.

Esta ley autorizará al Poder Ejecutivo a concesionar el uso y explotación del lugar por 15 años, con la posibilidad de extender el plazo por cinco años más y por una única vez. Se deberá hacer a través de una licitación pública.

Además, y a diferencia de lo que ocurría hasta ahora, la nueva concesión prevé que en el centro comercial se puedan instalar comercios de todo tipo, sin una limitación a un rubro determinado; al tiempo que se señala que se debe realizar un "seguimiento de la situación de los trabajadores que no hayan sido reubicados por sus respectivos trabajadores".