La Web de Negocios de la Hotelería y la Gastronomía
Texto
Actualidad
Se aprobó un nuevo Código Urbanístico porteño

Entre los considerandos, sobresalen la modificación en lo que respecta al Área U32 de Puerto Madero y el coeficiente de ocupación para los locales gastronómicos.

Un nuevo Código Urbanístico fue aprobado por la Legislatura porteña y contempla las modificaciones solicitadas por la Asociación de Hoteles, Restaurantes, Confiterías y Cafés (Ahrcc). Entre los considerandos sugeridos por la entidad sobresalen la modificación en lo que respecta al Área U32 de Puerto Madero y el coeficiente de ocupación para los locales gastronómicos, que pasó de tres personas por m² a una persona por m² en zonas de concurrencia de pie, mostradores y barras; mientras que ahora también se contempla una persona y media por m² en zonas de concurrencia sentada.

Ariel Amoroso, titular de la Asociación, resaltó que la normativa que afectaba a los establecimientos de Puerto Madero resultaba irrazonable, desproporcionada y desigual. “No se podía acceder a una habilitación definitiva de los subsuelos por la redacción defectuosa de la norma que atentaba contra el desarrollo y estímulo del sector, en una zona turística y de esparcimiento emblemática de la ciudad, que tiene el precio más elevado por metro cuadrado”, declaró, y agregó: “Resultaba, además, incorrecta e irrazonable la reglamentación referida a las condiciones de edificación que establece la obligación para salones de más de 150 m², de contar con estacionamiento vehicular de al menos un 20% de la superficie construida. Ahora deberán ofrecer ese porcentaje, pero en relación a la superficie del salón”.

Consultado sobre la modificación del Coeficiente de Ocupación previsto en el Código de Edificación, el dirigente explicó: “El cambio responde a la lógica y evita que los empresarios pierdan dinero de manera innecesaria. De esta forma, los establecimientos podrán, en algunos casos, duplicar la cantidad de mesas”.

Para terminar, Amoroso resaltó: “Buscamos evitar las normativas y obligaciones engorrosas, irrazonables y desproporcionadas que puedan impactar negativamente en nuestra economía y estructura de costos, afectando así nuestra competitividad y el posicionamiento de nuestros servicios a nivel internacional”.

 

OTROS CONSIDERANDOS.

Entre otros puntos solicitados por la Ahrcc que se modificaron en el Código Urbanístico aparecen:

• Los depósitos de alimentos no son obligatorios, sino optativos, hasta 250 m². En caso de incluirse se considera como local de 4° clase. Cuando supere esa superficie debe cumplir con las disposiciones establecidas para los locales de 3° clase.

• El servicio mínimo de salubridad requerido para personal se debe calcular en función de la cantidad de personal que trabaje por cada turno y no sobre la nómina total del personal empleado.

• La cocina podrá conformarse como un espacio para cocinar integrado al salón comedor, debiendo contar con una campana conectada al ambiente exterior para la evacuación de humo, vapor, gases y olores.

• Los locales preexistentes que posean salón comedor de hasta 70 m² de superficie para la permanencia de público, y que presenten barreras arquitectónicas que dificulten su accesibilidad, no pudiendo ejecutar rampas con desarrollo reglamentario, podrán sustituirlas por rampas asistidas o plataformas de elevación mecanizadas u otros medios de accesibilidad.

 
INCLUSIÓN

En este contexto, y según el nuevo Código de Edificación de la Ciudad, ya no será necesario separar los baños públicos por género en restaurantes, boliches, bares, universidades y hospitales. La norma con perspectiva de género y diversidad sexual incorpora nuevas costumbres inclusivas: habilita baños sin distinción de género, suprime la obligatoriedad de los mingitorios, establece el baño familiar en centros comerciales de afluencia masiva, agrega cambiadores para bebés en los sanitarios masculinos, y dispone lactarios en todos los edificios públicos y en determinados establecimientos educativos.