La Web de Negocios de la Hotelería y la Gastronomía
Texto
Institucionales
COLCHONES
Claves para el equipamiento y la vida útil

Por tratarse de productos de alto nivel de inversión, se requieren soluciones de calidad y prolongada vida útil, en la que influyen notoriamente variables como la rotación, aireación e higiene de los productos.

La elección del equipamiento de descanso es un aspecto primordial para la organización hotelera. En el proceso de decisión de compra entran en juego variables como tipo de establecimiento, target de huéspedes y presupuesto. En ese sentido, los proveedores del rubro –a través del asesoramiento personalizado– constituyen un aliado para analizar los artículos que mejor se adapten a los requerimientos de cada alojamiento.

Es sabido que el confort de las camas y su lencería es uno de los factores más valorados por los clientes al momento de calificar su experiencia en un hotel, mientras que los empresarios hoteleros buscan activos que ofrezcan durabilidad, buena relación calidad/precio, textiles que respondan a las múltiples exposiciones que tiene el producto y con bajo riesgo de enganche, y funcionalidad para agilizar la labor del personal de Housekeeping.

Dentro de la industria existen cuatro modelos genéricos de colchones. Los de resortes, caracterizados por su alta elasticidad, son los más empleados debido a que pueden presentar distintos grados de rigidez en función del diseño de los resortes. Los de látex, que crecen en adeptos, están formados por un bloque de espuma de caucho que puede ser de origen sintético, natural o una combinación de ambos. Como grandes ventajas, puede mencionarse que son resistentes al polvo, hipoalergénicos y no permiten la formación de ácaros. Luego se encuentran los de espuma de poliuretano y los de espuma viscoelástica, con memoria inteligente, sensibles al peso y la temperatura corporal.

Según la preponderancia de los clientes de la propiedad, es posible determinar el tipo de colchón a adquirir. Así, para los pasajeros de negocios, que necesitan un máximo descanso en un tiempo mínimo, se aconsejan soluciones de buena calidad, como los colchones de resortes embolsados (pocket enfundado), que brindan firmeza estructural y flexibilidad anatómica. Este sistema también aplica al caso de parejas, dado que ofrecen superficies independientes y no transfieren movimiento. Para huéspedes jóvenes, sin grandes problemas articulares o necesidades muy exigentes, pueden disponerse productos de espuma de poliuretano (ligeros y fáciles de manipular) o de resortes, mientras que para los adultos mayores son preferibles las superficies de firmeza media/alta con buenos punto de apoyo, evitando los colchones blandos que dificulten la movilidad. Para el caso de las camas abatibles, que suelen usar las familias con niños, deberá optarse por colchones de espuma de látex o poliuretano de calidad media/alta para facilitar el plegado.

 

CONSERVACIÓN.

Más allá de los compontes, la duración de los colchones está dada por el tratamiento que reciben al momento del armado de las habitaciones. Dentro de la industria son mejor apreciados los colchones de doble cara porque aumentan la capacidad de las rotaciones periódicas –para que no se venza el producto de un mismo lado–, que hacen posible extender su vida útil.

Para controlar el proceso de conservación de los colchones resulta de utilidad aplicar un sistema de identificación en cada esquina del producto, donde se indiquen las sucesivas rotaciones (pies/cabeza y derecha/izquierda). Lo recomendado es realizar el movimiento cada tres meses, pero también deberá tenerse en cuenta el grado de ocupación de la propiedad.

De acuerdo a un estudio del Instituto Tecnológico Hotelero de España, y según datos de los fabricantes de colchones de ese país, la renovación de los colchones debería llevarse a cabo cada 10 años. No obstante, la sustitución deberá implementarse cuando el producto esté excesivamente sucio o usado. Algunos signos que evidencian el envejecimiento de los materiales son: al presionar con fuerza y deslizar la mano sobre el colchón se notan deformidades; la parte superior del colchón está suelta, arrugada o sobrante; hundimiento en el medio de forma permanente, dejando la huella corporal; y en el caso de los colchones de resortes, cuando los mismos comienzan a notarse sobre la superficie o emiten ruidos al acostarse.

La aireación y el aseo también resultan vitales para el mantenimiento de los colchones. Es conveniente ventilar las superficies al menos una hora antes de hacer la cama, efectuar una limpieza superficial por lo menos una vez a la semana y otra profunda, con cepillos y aspiradora, cada seis meses. Los pillow desmontables y protectores contribuyen a mantener el colchón limpio.

 

LAS ALMOHADAS.

A nivel mundial, cada vez más cadenas hoteleras y hoteles boutique cuentan entre sus servicios con un menú de almohadas que incluye productos de diversos materiales, tamaños, formas y grados de firmeza que prestan un mejor descanso según la posición de sueño del huésped.

Dentro de la gama de estos accesorios de descanso pueden enumerarse las confeccionadas con relleno de plumas, fibra (las más habituales), látex y espuma viscoelástica. Al momento de adquirir las almohadas deberá considerarse que deben ser transpirables para dispersar la humedad, isotérmicas para mantener la temperatura corporal, hipoalergénicas y adicionar fundas desmontables para cuidar la limpieza.

Si se habla de diseños más exclusivos, sólo por citar un ejemplo, el hotel The Benjamin de Nueva York posee almohadas especiales para niños, antirronquidos y con altavoces para escuchar música relajante a través de un reproductor de MP3. 

 
SPRINGWALL

Especialista en el canal hotelero, la empresa fundada en 1916 presenta novedades en accesorios para el armado de camas, sumando dos nuevos tipos de almohadas. Duvet Sensation –disponible en las medidas 70x50 cm. y 90x50 cm.– cuenta con una funda adicional de 180 hilos desmontable que se retira fácilmente para su limpieza, mientras que la nueva versión de la almohada Memory está realizada con un tejido de punto desmontable.

En lo que respecta a la comercialización, la firma incorporó el sistema Mercado Pago como nuevo medio, adaptándose a las necesidades de compra de toda clase de establecimientos hoteleros, apart hoteles y cabañas.    

La colección de Springwall está integrada por las líneas de colchones Prince, Dinasty y Royal –que desde el año pasado cuentan con un nuevo textil de jacquard, que no permite enganches–, sommiers, protectores de colchones, pillows, velcros de unión de camas y un modelo de cama abatible adicional con cabecera de madera y ruedas.

hoteles@springwall.com.ar

SIMMONS

Con presencia en más de 100 países y una vasta trayectoria en el ámbito nacional, Simmons se posiciona como la primera compañía a nivel mundial en presentar productos innovadores para un mejor descanso.

Su último lanzamiento es la cama XpressBed. Se trata de dos modelos de colchón de resortes pocket y de espuma de poliuretano de alta densidad que se comercializan en forma exclusiva a través de su e-shop y se entregan con una base producida en Medium Density Fiberborad (MDF), un pack comprimido y en una sola pieza, lo que resulta de gran utilidad para el manejo de logística y comodidad de recepción.

Simmons cuenta con tres plantas industriales –ubicadas en Avellaneda, Banfield y Villa Mercedes (San Luis)– y su red de comercialización está integrada por 67 locales propios, un departamento de Contract Sales, desarrollado exclusivamente para el rubro hotelero, cinco distribuidoras mayoristas y un canal de e-commerce que continúa creciendo año a año.

hoteleria@simmons.com.ar