La Web de Negocios de la Hotelería y la Gastronomía
Texto
Actualidad
Licores: se propone una modificación a la ley que aumenta el precio

La CABA aseguró que la ley provocó un aumento desproporcionado en los precios de las bebidas alcohólicas, que alcanzó el 400%.

La Cámara de Industrias Asociadas de Bebidas Alcohólicas (CABA), en representación de los productores nacionales y de los importadores de vinos y licores, realizaron una solicitud al Gobierno Nacional y al DANE de la suspensión y modificación de la Resolución 3098 de 2018, “por la cual se expide la certificación de precio de venta al público de licores, vinos, aperitivos y similares para el año 2019".

Esto se realiza, según el gremio, debido al aumento desproporcionado de los precios de las bebidas alcohólicas, alcanzando –en la mayoría de productos– incrementos que van desde el 50% hasta el 400%.

Según la CABA, en la resolución se hizo caso omiso a lo dispuesto en la ley 1816 de 2016, artículos 19 y 20, que establecen la determinación de la base gravable de vinos y licores sin la inclusión de impuestos.

“Preocupa que cada año se expide una base gravable, utilizando una metodología diferente al del anterior, tratando de ajustarse a lo descripto en la ley y a las necesidades de los departamentos. Desafortunadamente, las preocupaciones de la industria no han sido tenidas en cuenta y persiste la incertidumbre respecto al cálculo de la base gravable, que sigue siendo incierto y sujeto a modificaciones según los intereses de los actores involucrados”, manifestó.

Además, aseguró que las metodologías demuestran “la falta de conocimiento del funcionamiento de la industria, de la realidad del mercado y de la problemática del mercado ilegal, que continúa creciendo desmedidamente”.

Por lo anterior, la CABA solicitó la suspensión inmediata de la resolución y la modificación de la certificación de los precios, así como una reunión con el DANE en una mesa de trabajo conjunta con la industria en general, que permita analizar soluciones que den cumplimiento a la ley sin detrimento de ninguno de los actores.