La Web de Negocios de la Hotelería y la Gastronomía
Texto
Actualidad
Amenities: tres claves de las gratuidades hoteleras

Los artículos de cortesía que acompañan a la habitación son determinantes en la satisfacción del cliente hotelero. Le contamos tres claves a tener en cuenta para decidir por un proveedor de amenities.

En adición a una cama cómoda, equipamiento tecnológico e infraestructura segura y moderna, una de las claves de la hotelería contemporánea son los amenities: los pequeños frascos con artículos de aseo y cuidado personal, café, agua embotellada, confites, libretas de anotaciones y bolígrafos, entre un largo etcétera; que se dejan en la habitación a manera de cortesía para los huéspedes.

Estos artículos, aunque no lo parezcan, son importantes para la experiencia del huésped, pues marcan una diferencia con la competencia y generan un aporte importante a la categoría y reputación de una propiedad hotelera.

Desde los amenities de diseñador, como Hermès, Chanel, Prada o L’Occitane, entregados en las propiedades más exclusivas, hasta productos locales con los más altos estándares de calidad, el mercado ofrece una gran variedad de gratuidades, que suponen una inversión considerable y constante de las propiedades hoteleras.

En esta ocasión, Hospitalidad & Negocios le cuenta tres claves del mercado, a fin de que tome una decisión informada a la hora de contemplar el rubro de los amenities.

 

UNO: CALIDAD.

La primera clave es innegociable: la calidad del producto. Un estudio conducido por dermatólogos estadounidenses en 2010 indicó que al menos un tercio de la población estudiada presentó reacciones alérgicas a productos de belleza. Por esta razón, jabones, lociones para manos y cuerpo y, en general, todos los productos de consumo humano deben pasar por un estricto control de calidad y certificación que garanticen la seguridad para el huésped.

La mayoría de los proveedores de amenities indican, como parte de su portafolio de productos, distintas certificaciones o pruebas conducidas en sus productos; así como el procedimiento que se debe seguir en caso de alguna contingencia, como una reacción alérgica al producto. De igual forma, el entrenamiento del personal hotelero en el cuidado de este tipo de eventualidades es una de las claves a la hora de adquirir el producto.

Otra de las medidas de calidad a tener en cuenta son el diseño y la practicidad del envase, así como la fragancia del producto o la sensación al usarlo. Todos estos aspectos se deben probar y evaluar antes y durante la implementación del producto, a fin de garantizar la satisfacción del huésped.

De igual forma, la mayoría de las cadenas hoteleras internacionales ya han estandarizado las marcas y los parámetros con los que deben cumplir sus amenidades, y la generalidad de los proveedores han ajustado sus procesos productivos para cumplir con dichos reglamentos.

 

DOS: SOSTENIBILIDAD.

Un estudio revelado el año pasado por la revista británica The Economist indicó que, desde 1950, la humanidad ha producido 6.300 millones de toneladas métricas de plásticos, de los cuales solo se ha reciclado el 9%, mientras que otro 12% ha sido incinerado, transfiriendo los contaminantes al aire. El plástico restante continúa en la tierra o las fuentes de agua, contaminándolas a largo plazo. De igual forma, cada año el mundo produce 380 millones de toneladas nuevas de plásticos de lenta degradación.

De ahí que gran parte de las industrias se hayan volcado a la producción de materiales y prácticas sostenibles y amigables con el medio ambiente. En ese sentido, la mayoría de las empresas productoras de amenities han enfatizado en la necesidad de hacer biodegradables sus envases, a fin de que estos artículos no tarden cerca de un siglo en degradarse, sino que se descompongan y no contaminen dentro de un periodo no superior a los 24 meses.

Una tendencia en crecimiento son los productos de belleza y cuidado personal libres de crueldad; es decir, que no son probados en animales. De acuerdo a la base de datos global de nuevos productos de Mintel (firma inglesa de estudios de mercado globales), entre julio de 2013 y junio de 2018 hubo un incremento del 175% en las marcas de cuidado personal y belleza libres de crueldad; un aspecto muy relevante para algunos huéspedes veganos o activistas de los derechos animales.

 

TRES: COSTO-BENEFICIO.

Un reporte de PricewaterhouseCoopers reveló que, dentro del top 5 de lo más buscado por los huéspedes hoteleros –que incluye sábanas, toallas y almohadas de gran tamaño, respirabilidad y excelente sensación al tacto– cabe destacar:

• Utensilios de baño de tamaño razonable, con pH neutro, calidad y fragancia estándar.

• Pasabocas y pequeños alimentos gratuitos que eviten pagar precios elevados del minibar.

• Algo especial, como un pequeño detalle autóctono del destino, un coctel de bienvenida o flores frescas en la habitación, que le hagan sentir bienvenido y especial.

De acuerdo con el estudio, estos detalles conforman el estándar de calidad de la habitación que, de acuerdo con los huéspedes de negocios y vacacionales encuestados, fue el factor número uno a tener en cuenta a la hora de elegir un hotel para la estadía.

Hay que tener en cuenta que el costo puede convertirse en un rubro oneroso. Dado que se trata de servicios complementarios, se debe guardar una relación cercana entre el precio de los amenities y su impacto en la tarifa.

 

LOS OTROS AMENITIES.

Una mirada tradicional a los amenities señala que esta categoría engloba los productos para el baño y el cuidado personal que se dejan de manera gratuita a los huéspedes en su habitación. Sin embargo, el concepto de amenity incluye todas las gratuidades ofrecidas como complemento a la cama y el servicio de hospedaje.

Esta definición incluye –pero no se limita– a máquina de café, agua potable embotellada, bolsas de té, bolígrafo y libreta de anotaciones junto al teléfono, confites y alimentos pequeños, pantuflas desechables, licores, bolsas de tela, costureros, lustradores de calzado, etc.

Muchos de estos artículos definen la categoría del hotel, pues entre más y mejores gratuidades ofrezca, mejor será valorado por los huéspedes. Cada uno de estos artículos es ofrecido en diferentes escalas de lujo: desde marcas de diseñador internacionales otorgadas en las propiedades con mayor nivel de lujo, hasta marcas emergentes locales entregadas por hoteles boutique o para resaltar la identidad del destino y su oferta turística.

Otros servicios considerados como amenities son el wi-fi en las habitaciones, artilugios electrónicos como tabletas u otros dispositivos para el control de los ambientes o el servicio hotelero a la habitación, amplificadores para los dispositivos electrónicos y artículos decorativos, entre otros.

 
LOS AMENITIES DE LOS MÁS LUJOSOS

• Burj Al Arab, Dubái: ofrece productos de la marca parisina Hermès de tamaño completo, incluyendo perfume, para cada huésped de la habitación.

• W Hotel: todos los hoteles de la cadena incluyen baño de burbujas, bálsamo para el cuerpo y crema del spa Bliss de Nueva York.

• St. Regis, Roma: ofrece Laboratoire Remède, línea francesa de productos de belleza botánicos y naturales, enjuague corporal, loción, shampoo y acondicionador.

• Gramercy Park Hotel, Nueva York: el jabón de baño de hojas de geranio y otros innovadores productos de la marca australiana Aésop están disponibles en el baño de este hotel.

• The Ritz Carlton, Viena: incluye la Línea Púrpura de Asprey London, con fuertes notas cítricas.

• Hotel Cipriani, Venecia: la casa italiana Bulgari es la encargada de proveer amenities a esta propiedad, entre los que se cuentan su Thé Vert con bergamota y pimienta italiana.

• Waldorf Astoria: provee implementos del afamado diseñador italiano Salvatore Ferragamo, de la línea Tuscan Soul.

• Peninsula Hotel, Hong Kong: cuenta con la línea de lujo de Oscar de la Renta, desarrollada por Gilchrist & Soames.

HELIOS

Esta multinacional de amenities se encuentra promocionando su nueva línea de plásticos biodegradables, que mezclan cascarilla de arroz, paja y fécula de maíz con resinas, a fin de crear un envase que no afecte la presentación del producto ni la calidad del frasco, pero que permite que se degrade en un tiempo muy inferior al de un plástico tradicional.

Aunque el plástico no se elimina por completo, se logra una composición biodegradable que tarda de 24 a 36 meses en degradarse por completo, de acuerdo a la composición del polímero utilizado.

La empresa busca combinar la biodegradabilidad con una presentación de acuerdo a las últimas tendencias del mercado, con productos destacados por su fragancia herbal y cumpliendo con los estándares de calidad propios de la industria cosmética.

Contacto: Sandra Leiva.

Teléfono: (314) 3654996

sleiva@helioscolombia.com

www.helioscolombia.com.co

WIFI ENTERTAINMENT LATAM

La tecnología es uno de los amenities más relevantes y buscados por los huéspedes modernos. En ese sentido, Wifi Entertainment Latam busca proveer a los hoteles con, entre otros productos, soluciones tecnológicas para la habitación como la plataforma Smart Hotel, que integra más de 35 funcionalidades y opciones de entretenimiento para los huéspedes, tales como servicios de streaming y compras por Internet, además de la automatización de las habitaciones.

“La tecnología en el hotel tiene gran relevancia porque el huésped está acostumbrado a ella. Cuando están en su casa, piden domicilios desde su celular, ven películas y series en Netflix, escuchan música en Spotify... Sin embargo, los hoteles no han asimilado estos cambios en las necesidades de los huéspedes; de cierta forma no se cumple con el refrán ‘siéntase como en su casa’”, explicó Daniel Lizarazo, CEO de Wifi Entertaiment Latam.

El directivo agregó que estos productos son, cada vez más, un aspecto importante en la generación de ingresos para el hotel.

www.wifienter.net