La Web de Negocios de la Hotelería y la Gastronomía
Texto
Anticipo
EXPOEVENTOS 2019
El turismo de reuniones le presenta batalla a la crisis turística nacional

La cita sirvió no sólo para ponderar el rol de la actividad turística como factor significativo en la economía nacional, sino también para despegarse del presente estancado y vislumbrar un futuro promisorio para la industria.

Alineado con la vorágine electoral nacional y con una alocución bélica, Gustavo Santos, secretario de Turismo de la Nación, advirtió en la apertura de ExpoEventos que el turismo de reuniones se despegó de la crisis que tiene en jaque al turismo emisivo y expectante al interno, para vociferar: “Estamos ganando la batalla”.

En esta línea, advirtió que el escenario es complicado pero alertó que “para poner de rodillas al turismo argentino, nos tendrán que cortar las piernas a todos”; al tiempo que desafió: “La actividad es un gigantesco ejército de gente seria y decente, que con sus matices y diferencias, trabaja por el bien del otro”.

Al respecto, el funcionario ponderó la ofensiva que encabeza el turismo de reuniones desde hace más de una década; mientras que valoró la estrategia y metodología de un rubro que crece anualmente en el orden de los dos dígitos.

En términos nominales que refrenden su oratoria, apenas adelantó que se estima que en 2018 hubo 1.000 eventos más que en 2017 (año que registró 5.465 eventos identificados y 197 de incentivos), y añadió: “El turismo fue el único sector que se animó a ser una política de Estado en la Argentina del fracaso”.

Por tanto, y pese a que los resultados oficiales –tanto nacionales como internacionales– aún no vieron la luz, la platea privada se mostró optimista con la promesa de que el primer acto reflejo nacional para el período 2018 es favorable, e implicaría un incremento significativo respecto a 2017.

 

¿UN OASIS EN EL DESIERTO?

“No somos una isla dentro de lo que es turismo, pero tenemos la ventaja de que las decisiones involucran una temporalidad y disociación de la coyuntura socio-económica instantánea. Pensar en ferias y congresos es planificar a largo plazo”, señaló Fernando Gorbarán, presidente de la AOCA, quien destacó el compromiso real público-privado.

Consultado sobre la actualidad del segmento tras un “2018 récord para el sector”, el dirigente resumió: “Es un año difícil y el contexto no es el ideal para la actividad, pero estamos ocupados para transitarlo de la mejor manera”.

Asimismo, y tras enfatizar que los años eleccionarios siempre son complejos porque no sólo se retrasan las inversiones, sino que también se demoran las decisiones, Gorbarán celebró que pese al contexto nacional lograron mantener una similar superficie expositiva a la de 2018 (6.500 m²).

 

ALERTA VERDE.

Aseverando que el turismo de reuniones se consolida como un producto estrella en Argentina, los actores públicos y privados de este segmento volvieron a ratificar que el tipo de cambio es una variable que tiene muy poca influencia al momento de definirse una candidatura, ya que los eventos se concretan con mucha anticipación.

Sin embargo, se mostraron inquietos cuando el dólar coqueteó con los $ 48 durante la segunda jornada del evento. Alertados de la suba, admitieron que, más allá de los beneficios en términos de competitividad que se puedan generar, estos altibajos impactan negativamente en la industria.

En efecto, reiteraron la competitividad nacional con la actualidad cambiaria, pero reconocieron que gran parte de las prestaciones afines a esta actividad están basadas en dólares.

Cabe destacar que en la inauguración de ExpoEventos 2018, el dólar estaba a $ 20,56, mientras que al cierre de la 17° edición de la feria la divisa norteamericana cotizaba por encima de los $ 46.