La Web de Negocios de la Hotelería y la Gastronomía
Texto
Actualidad
Múltiples denuncias por la restricción del acceso a los baños

Cada vez son más los establecimientos gastronómicos que limitan el acceso a los sanitarios. Ahora exigen ingresar un código que aparece escrito en el ticket de compra.

Carteles de "Baños exclusivos para clientes" y “Sanitarios bajo llave” son una foto típica en los establecimientos gastronómicos porteños, pese a que existe una ley que multa este accionar. A este escenario se le sumó una nueva práctica ilegal, la cual es adoptada por las grandes cadenas. Cada vez son más los establecimientos gastronómicos que imprimen en el ticket un número para que el cliente pueda hacer uso del baño. Sin embargo, esta disposición va en contra de la normativa vigente, que señala que los sanitarios de los negocios deben estar a disponibilidad de todos, sean o no clientes.

Durante 2018 la Defensoría del Pueblo de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires recibió 89 denuncias de vecinos que no pudieron acceder al baño en locales de comida como Burger King, Wendy’s, Starbucks y Mostaza, entre otros, sin antes ingresar una contraseña.
Al respecto, reconocieron que reciben muchas consultas diarias: “Muchas veces lo que sucede es que el vecino o la vecina realizan la queja pero no terminan haciendo el trámite. La problemática existe, y es necesario que hagan las denuncias para que deje de suceder", afirmaron.

En tanto, la Resolución Nº 46798/CjD/93 afirma en su artículo 1°: "El Departamento Ejecutivo, a través de los organismos técnicos correspondientes, intimará a los propietarios de confiterías, bares, restaurantes, salones de té, etc., de esta Ciudad, para que acorde a las disposiciones vigentes liberen el uso de las instalaciones sanitarias para toda aquella persona que así lo solicite, haya o no efectuado consumición".