La Web de Negocios de la Hotelería y la Gastronomía
Texto
Panorama
Una ganga: en Japón se vende una hamburguesa a US$ 900

Los interesados en degustar la súper exclusiva hamburguesa que se vende en Japón tendrán que apresurarse, ya que estará disponible sólo hasta el 30 de junio. Se trata de una propuesta que se vende a un precio realmente exorbitante: US$ 900. ¿Por qué surgió y de qué se trata exactamente? Sucede que la "Golden Giant Burger" (“Hamburguesa Gigante Dorada”), tal como fue bautizada, fue creada a modo de homenaje por el inicio de una nueva era en Japón, que comenzó en los primeros días de mayo con la abdicación del emperador Akihito –quien dejó su cargo a los 85 años– y la coronación del príncipe Naruhito, su hijo de 59 años. Así se inició la era “Reiwa”, que se traduce como "armonía auspiciosa".

Debido a este gran suceso, el restaurante Oak Door, ubicado en el sexto piso del Hotel Grand Hyatt Tokyo, creó la hamburguesa en cuestión, que tiene características bien particulares: pesa 3 kg., y mide aproximadamente 25 cm. de diámetro y 15 cm. de alto.

En cuanto a los ingredientes, el chef a cargo, Patrick Shimada, comentó que contiene 1 kg. de carne, tomates, cebollas, queso cheddar, láminas de carne Wagyu, foie gras, trufas negras y panes espolvoreados con láminas de oro. Además, se acompaña con papas fritas de triple cocción y una botella de tamaño magnum (1,5 l.) de champán, vino rojo o blanco. De modo que el plato se puede compartir entre seis y ocho personas.

Asimismo, la hamburguesa está disponible en tamaño individual, por la módica suma de US$ 180.

“Hacerla al estilo estadounidense utilizando ingredientes japoneses es como colocarme a mí en un pan. Me pone en contacto con mis orígenes”, detalló el chef, quien tiene raíces de ambos países.

Cabe mencionar que, si bien la hamburguesa es noticia, no marca un hito como la más cara del mundo. Ya en 2017 el chef holandés Diego Buik del restaurante South of Houston (La Haya, Países Bajos) había creado una versión cuyo precio rondaba los € 2.000. Contenía ingredientes de varios rincones del mundo: carne Wagyu envejecida, filete de ternera Black Angus, langosta infusionada con ginebra Hermit Dutch Coastal, foie gras, trufa negra, queso Remeker, jamón ibérico y tomates japoneses, además de una salsa preparada con langosta, café de Jamaica Blue Mountain, vainilla de Madagascar, azafrán y soja japonesa. Mientras que el pan de brioche estaba cubierto de una hoja de oro de 24 quilates. Si bien Buik no incluyó a la hamburguesa en el menú del establecimiento, aseguró que estaría dispuesto a prepararla a quien se la pida.