La Web de Negocios de la Hotelería y la Gastronomía
Texto
Actualidad
El “anabólico” de la devaluación no alcanzó para la “temporada” prometida

El “anabólico” de la devaluación y el aumento de la conectividad siguen sin alcanzar. En el primer trimestre de 2019 hubo menos pernoctaciones en establecimientos hoteleros y parahoteleros que en 2018; mientras que los viajeros hospedados corrieron la misma suerte en ese mismo período en comparación con el año pasado.

Pese a las predicciones que vociferaban desde Suipacha 1111 de que “con el nuevo tipo de cambio –el salto interanual es de más del 100%–, la gente no iba a dejar de viajar” y habría un traslado al turismo interno, los números oficiales que publicó el Indec en la Encuesta de Ocupación Hotelera mostraron –una vez más– la debilidad que tiene la SecTur por sobreactuar las estadísticas.

En detalle, durante el primer trimestre de 2019 hubo cerca de 600 mil pernoctaciones menos que en 2018 en establecimientos hoteleros y parahoteleros; mientras que los viajeros hospedados fueron alrededor de 100 mil menos en ese mismo período en comparación con el año pasado.

En efecto, la tan prometida recuperación del receptivo y el aumento en el número de los argentinos que viajaron por el país aún no compensan el desplome del turismo emisivo.

 

NO ALCANZA.

Entre enero y marzo de 2019 la cantidad de viajeros hospedados en el país disminuyó respecto al mismo período de 2018 un 1,6% y superó las seis millones de personas, con un total de 15,3 millones de pernoctaciones. Bajo la lupa, al desglosar la cifra, esta implica cerca de 600 mil pernoctaciones menos en establecimientos hoteleros y parahoteleros.

Pese al “anabólico” de la devaluación y el aumento de la conectividad, del total de viajeros hospedados durante estos tres meses 4,69 millones fueron residentes, lo que significó una caída del casi 5%; mientras que los extranjeros sumaron 1,4 millones, en este último caso con un incremento del 4% en relación al mismo período del año pasado.

Por tanto, de un total de 37,1 millones de plazas disponibles, la capacidad instalada ociosa fue del 42%, lo que contabilizó 15,3 millones de plazas ocupadas, 4,6% menos que en el mismo trimestre de 2018.