La Web de Negocios de la Hotelería y la Gastronomía
Texto
Tendencias
CHANDON
Ingreso al mercado de los aperitivos para impulsar las ventas

En un contexto complejo de ventas, Chandon apuesta a los aperitivos para captar nuevos consumidores y potenciar el mercado de espumantes. La marca, de la francesa Moët Hennessy, acaba de lanzar Chandon Apéritif, un espumante amargo en base a naranjas maceradas en el cual viene trabajando hace tres años y con el que prevé reimpulsar el mercado de champán, que en 2018 cayó un 19% en volumen, según datos del Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV).

“Este año el mercado empezó algo mejor, creciendo un 4%, y nosotros un poco por encima. Buscamos lanzar productos que generen nuevas ocasiones de consumo, nuevas experiencias... En este caso se trata de un espumante a base de chardonnay, pinot noir y semillón, con un macerado de naranjas de un productor de alta calidad de Entre Ríos, junto a especias de diferentes lugares del mundo”, destacó Gustavo Perosio, gerente general de Moët Hennessy Argentina. “Este es un producto rupturista, que busca acercar a los consumidores a la categoría de espumantes en nuevas ocasiones de consumo. Ya en 2012 habíamos lanzado Chandon Délice, el primero dulce, para tomar en vaso de boca ancha con hielo. Y hoy es nuestra segunda variedad más vendida, con el 16% del total, después del Extra Brut”, explicó Perosio.

El ingreso a la categoría de aperitivos no es casual. En tiempos de crisis fue una de las pocas que logró crecer o no caer en ventas; además, en los últimos años, se abrieron vermuterías y los aperitivos ganaron más espacio en los after office.