La Web de Negocios de la Hotelería y la Gastronomía
Texto
Actualidad
El sector gastronómico porteño aspira a incrementar las ventas tras la exención del pago de un impuesto

La Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires derogó los artículos del Código Fiscal que obligaban al pago de un canon por la ocupación de la vía pública por parte de los establecimientos gastronómicos. Al respecto, Ariel Amoroso, presidente de la Asociación de Hoteles, Restaurantes, Confiterías y Cafés (Arhcc), adelantó que todos los empresarios que no estaban usando el espacio público porque el costo era muy elevado, ahora lo van a empezar a pedir.

El 12 de julio, la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires derogó los artículos del Código Fiscal que obligaban al pago de un canon por la ocupación de la vía pública por parte de los establecimientos gastronómicos. A partir de esta actualización los bares y restaurantes porteños estarán eximidos del pago de los tributos vinculados con la ocupación y/o uso de superficies de la vía pública con mesas y sillas, y plataformas de esparcimiento.

En este aspecto, los locales gastronómicos empezarán a ahorrar un costo que hasta ahora tenían que asumir si querían utilizar espacio en las veredas porteñas; mientras que prevén multiplicar mesas en las veredas por dejar de pagar canon. 

Al respecto, Ariel Amoroso, presidente de la Asociación de Hoteles, Restaurantes, Confiterías y Cafés (Arhcc), adelantó que todos los empresarios que no estaban usando el espacio público porque el costo era muy elevado, ahora lo van a empezar a pedir.

“Al gobierno porteño le conviene que así sea, porque así la Ciudad de Buenos Aires queda más hermosa”, afirmó, para agregar: “Si un restaurante tiene mucho espacio y muchas mesas adentro, el pequeño número que pueda tener afuera no va a afectarlO de manera sustancial. Pero en el caso de los más chicos, la diferencia puede ser importante”, agregó. 

Asimismo, desde la Ahrcc recalcaron que “este importante cambio para nuestros negocios en la legislación es fruto del poder de negociación y de los criterios sólidos de nuestra entidad expuestos en las distintas mesas de diálogo con funcionarios del área y otros actores del comercio en la ciudad”.

Por tanto, sostuvieron que “la derogación de esta tasa municipal intenta compensar las pérdidas que sufrieron los locales gastronómicos a partir de la prohibición de fumar en espacios cerrados con acceso público del ámbito público y privado vigente desde 2006 en forma parcial y desde el 2010 de modo total, ocasionando una baja en la facturación por la menor afluencia de clientes”.

Cabe destacar que uno de los artículos derogados establecía el importe a pagar según la cantidad de metros cuadrados ocupados, que a la vez variaba sobre su ubicación en la Ciudad. Los importes iban desde los $ 400 a los $ 2.400 semestrales por metro cuadrado para las mesas y sillas a lo que se adicionaban $ 2.000 por cada deck.

En términos globales, la recaudación por este canon era marginal para las arcas de la Ciudad. En efecto, se estima que en 2018 ingresaron por este concepto $ 6 millones, en una urbe cuyo presupuesto supera los $ 357 mil millones.

 

EN DETALLE.

Entre sus argumentos la normativa busca potenciar a las pequeñas y medianas empresas ya existentes, y facilitar la creación de nuevos emprendimientos y fuentes de trabajo.

Además, según agregan los considerandos de la iniciativa “se ha verificado que los procesos de determinación y fiscalización de los tributos vinculados con la ocupación y/o uso de las superficies de la vía pública con mesas y sillas y con plataformas de esparcimiento, respectivamente, implican la asignación de recursos administrativos que no guardan relación con la magnitud de la recaudación obtenida”.

Por otra parte, la ley también deroga el pago de un tributo por los decks que se colocan sobre la calle, que siguen requiriendo habilitación, al igual que las mesas y sillas. De hecho, y como hasta ahora, para poder instalar mesas y sillas en la calle o un deck, los bares y restaurantes deberán solicitar un permiso ante la Dirección General de Ordenamiento del Espacio Público, donde tendráN que presentar la constancia de habilitación del local otorgada por la Agencia Gubernamental de Control.