La Web de Negocios de la Hotelería y la Gastronomía
Texto
Anticipo
Por decreto gestionan reducciones impositivas sobre los derechos de autor en alojamientos

 

Se trata de un régimen diferenciado de fijación de los aranceles y con topes mensuales, que pueden exigir las Sociedades de Gestión Colectiva por la ejecución pública de obras. El cobro unificado está basado en criterios de razonabilidad, no discriminación, transparencia y equidad.

 

 

Mediante el decreto presidencial 600/2019 se establecieron los aranceles mensuales especiales que serán percibidos por el conjunto de las Sociedades de Gestión Colectiva (Sadaic, Argentores, AADI, Capif, DAC y Sagai), en función de la ejecución pública de obras en establecimientos de servicios de alojamiento. 

Además, también se fijaron topes mensuales y el cobro de una tasa unificada, en base a criterios de razonabilidad, no discriminación, transparencia y equidad, considerando la estacionalidad y los porcentajes de ocupación de cada región del país que informe la Encuesta de Ocupación Hotelera del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

En este aspecto, la recaudación mensual de los aranceles establecidos por la autoridad de aplicación será realizada por las Sociedades de Gestión Colectiva que cuenten con reconocimiento estatal para funcionar y será distribuida en partes iguales entre ellas, siempre que los derechos de autor y los derechos conexos estén asociados a obras destinadas a trabajar como establecimientos hoteleros.

“Se trata de un factor que atacaba no sólo a la competitividad del sector sino también la falta de transparencia con la cual nos veíamos obligados a trabajar. Esta fue una gran batalla que hemos dado”, declaró Roberto Amengual, titular de la AHT.

Si bien resta que las autoridades de aplicación (Ministerio de Justicia y Derechos Humanos y Secretaría de Turismo de la Nación) dicten las normas complementarias respectivas, el espíritu del decreto –que en los próximos días será reglamentado–, también apunta a exceptuar del pago de los aranceles especiales fijados por la autoridad de aplicación a los establecimientos de servicios de alojamiento que celebren acuerdos arancelarios con las Sociedades de Gestión Colectiva, con aranceles que no superen los establecidos por la autoridad de aplicación.