La Web de Negocios de la Hotelería y la Gastronomía
Texto
Panorama
Los spas de cerveza ya son tendencia

La cerveza es una de las bebidas fermentadas más antiguas de la humanidad. Elaborada a base de agua, cereales -usualmente malta de cebada o trigo-, levaduras y lúpulo, en la actualidad ya no es sólo uno de los tragos predilectos a nivel internacional, sino la propuesta diferencial de una gran cantidad de spas en distintos enclaves del orbe. Se la utiliza como parte de la experiencia revitalizadora para el cuerpo y la mente, y por supuesto también se sirve para degustar y acompañar los tratamientos.

Años atrás, uno de los pioneros fue el Bierbad-Landhotel Garni Kummerower Hof-Weltweit erstes Bierbad, a pocos kilómetros de Fráncfort, Alemania. Emplazado en medio de un bosque ofrecía una amplia variedad de tratamientos de spa, masajes, baños y exfoliaciones con cerveza. Además de invitar a sus huéspedes a sumergirse dentro de un hidromasaje repleto de esa bebida en una bodega abovedada de 200 años de antigüedad.

Asimismo, en la bodega del Castillo Starkenberger de Tarrenz, Austria, hay una cervecería de 700 años de antigüedad que ofrece sus piletas para relajarse mientras se bebe un vaso de cerveza fría.

En tanto, en Budapest, Hungría, se encuentra Szechenyi Thermal Bath, el balneario medicinal más grande de Europa. Su edificio neobarroco, similar a un palacio, dispone -además de 15 baños cubiertos y tres piletas al aire libre- del Thermal Beer Spa, con bañeras de madera llenas de agua termal e ingredientes naturales de la cerveza.

Por su parte, en Praga, República Checa, el Prague Beer Spa Bernard también ofrece una combinación de baños de spa con lúpulo y hierbas, y catas de cerveza pilsner lager.

Más al norte, en Árskógssandur, Islandia, el Bjorbodin Spa combina aguas geotermales con aceites esenciales, levadura, lúpulo y cerveza en hidromasajes interiores y al aire libre.

Esta tendencia creciente también desembarcó en el continente americano. Hop in the Spa es uno de los primeros spas de cerveza de Estados Unidos; ofrece una gran variedad de tratamientos con lúpulo, minerales y agua a diferentes temperaturas, además de pretzels recién horneados y cerveza fresca.

En Latinoamérica, precisamente en Bogotá, desde hace algunos años funciona el Makuira Beer Spa, que también brinda terapias en base a los componentes de la bebida. La venezolana Glenda Bernal fue quien introdujo el concepto en Colombia, luego de conocer la anteriormente mencionada propuesta de Praga.

Asimismo, en Buenos Aires, Argentina, recientemente abrió sus puertas el Tedelupulo Beer, el primer spa de cerveza del país. La iniciativa surgió en medio del boom de las cervecerías artesanales, que cada vez tienen más locales y adeptos.