La Web de Negocios de la Hotelería y la Gastronomía
Texto
Actualidad
Ganó Alberto Fernández y hay cautela en el sector hotelero-gastronómico

Evitar una nueva devaluación, mantener la política aerocomecial, recuperar el rango ministerial, promover la promoción internacional y sostener el turismo interno y receptivo, son algunas de las “recomendaciones” para el gobierno electo.

Aunque las primeras horas de una transición aparentemente calma fueron amenazadas por las limitaciones del Banco Central para controlar el dólar y ante el temor de una nueva devaluación, desde el canal Horeca la principal preocupación reside en que la gestión de Alberto Fernández “no resetee y quiera barajar de cero”.

De hecho, imploran que los coletazos económicos no echen por tierra los “logros obtenidos durante la actual gestión”; o que derrumben las escasas esperanzas que el trade tiene en esta temporada estival, la cual se perfilaría como “mala”, “regular” y “aceptable”, para el turismo emisivo, nacional y receptivo, respectivamente.

“En los últimos cuatro años el turismo creció mucho y se instaló en la sociedad como una actividad económica muy importante para el país”, sostuvo Aldo Elías, presidente de la CAT, para afirmar que “nadie puede desconocer esta realidad”.
Además, señaló que el flamante gobierno deberá profundizar las líneas de trabajo actuales, así como mejorar todas aquellas que se puedan, porque es una forma de contribuir al resurgimiento de la economía nacional.

“Existen recelos de las medidas y políticas que pueda haber en el futuro inmediato, pero confío en que los cambios no serán drásticos y seguiremos siendo competitivos”, manifestó Roberto Amengual, titular de la AHT, quien bregó por la sensatez del nuevo gobierno para que continúe con el trabajo que se hizo correctamente.

“El turismo tiene que ser una política a largo plazo y para ello su desarrollo debe ser sostenible en el tiempo, más allá de las banderas”, subrayó, para agregar: “Es clave que se profundice la actividad porque somos una industria que genera divisas, activa las economías regionales y genera empleo”.

Consultado sobre los puntales que debería gestionar el gobierno de Fernández, Amengual fue contundente: “Hay que seguir con la política de promoción para ahondar la apertura de los mercados no sólo regionales sino también en Estados Unidos, Europa y Asia”; al tiempo que exhortó por el desarrollo federal en términos de conectividad aérea, terrestre y marítima.

Al respecto, Elías ratificó la política aercomercial actual y ejemplificó: “En el primer semestre de 2015 habían volado 10 millones de personas en cabotaje, en el mismo período de 2019 los que volaron fueron 16 millones. Por ello no creo que nadie que vaya a gobernar pueda omitir estos datos tan contundentes. La conectividad aérea llegó para quedarse y el próximo gobierno seguro trabajará para mejorarla”.

 

A REY MUERTO, REY PUESTO.

A sabiendas de que Enrique Meyer, Maurice Closs, Bernardo Racedo Aragón, Sergio Massa y Miguel Cuberos integran el quinteto predilecto por los gurúes de turno en busca del reemplazante de Gustavo Santos, en las últimas horas cobró fuerza el rumor de que Matías Lammens podría asumir la cartera de Turismo, la cual se fusionaría con Deportes y conformarían un Ministerio compuesto.

“Turismo es una industria transversal y puede articularse con diferentes rubros, ya lo hizo con Cultura y podría hacerlo con Deportes. Lo que importa es el eje y dinamismo que se le otorgue, porque el amperímetro económico que mueve la actividad turística es enorme pero su potencial es aún mayor”, indicó Amengual, para recalcar que la sinergia puede ser positiva si el enfoque y las estrategias acompañan.

A su turno, Elías declaró que más allá de los nombres su expectativa es “que el Gobierno considere la posibilidad de que la industria vuelva a ser un Ministerio independiente de otras carteras”.

 

¿VERANO ON, VERANO OFF?

Aseverando que la temporada no está en riesgo, el titular de la AHT explicó que varios destinos de Argentina tienen cupos confirmados de Norteamérica y Europa, que tomaron sus viajes con gran antelación; mientras que agregó que el turismo interno muestra signos de recuperación.

“El argentino suele confirmar sus reservas un mes o 15 días antes, pero en esta ocasión ya lo está haciendo. Vale destacar que con un dólar en el orden de los $ 65 una escapada a Chile o Uruguay cuesta más que vacacionar por el país”, admitió.

Para terminar, bregó para que la CAT, como en ocasiones anteriores, rubrique un compromiso con los prestadores de los principales destinos turísticos para que no se aprovechen de la situación y acompañen con las tarifas.