La Web de Negocios de la Hotelería y la Gastronomía
Texto
Empresas y Productos
SEDIANA
Muchas propuestas de “tapicería especial” y respeto por el cliente

La experimentada marca continúa agregando productos a su variado portfolio, en un contexto económico difícil pero desde el cual se buscan puntos de equilibrio entre clientes y proveedores para fortalecer y encontrar oportunidades.

Durante cuatro décadas de experiencia, Sediana ha desarrollado un alto estándar de calidad e innovación en sus productos. Al respecto de su novedoso portfolio, Roberto Di Pietro, gerente de Ventas, comentó: “Tenemos varios modelos nuevos y propuestas de lo que llamamos tapicería especial, con el objetivo de apuntar a un segmento de confiterías muy bien equipadas y a la hotelería. Además, tenemos nuevos materiales, no sólo en la parte estética y la construcción de los modelos, sino que inclusive estamos haciendo una representación de tapizados bastante interesante, con tapizados plásticos vinílicos con normas exigentes de calidad tratamiento UV, retardante de fuegos y resistencia a microorganismos; que resultan un estándar de calidad alto para un vinílico que tiene una estética que parece una tela”.

En cuanto a nuevos proyectos, Di Pietro adelantó: “Contamos con modelos, como el Donna, que próximamente serán estrenados en una esquina importante de Buenos Aires, en Caballito, en Rivadavia y Doblas; además de otros que están a punto de entrar en el circuito de producción, con lo cual se vienen muchas sorpresas”.

Al consultarle sobre el contexto actual del mercado, el gerente analizó: “Es una etapa complicada. Muy a pesar de la respuesta de nuestros proveedores, que fue ajustarse bien al porcentaje de la subida del dólar, nosotros no hicimos ningún tipo de ajuste ni restricción de ventas. Se dio una particularidad: todo el que estaba con un emprendimiento avanzado, empezó a definir compras y nosotros las tomamos todas, ya que somos una fábrica con puestos de trabajo y que tiene que generar horas, a diferencia de los que son distribuidores”.

“Todo entra en la parte negociable, es cuestión de buscar puntos de equilibrio entre el cliente y nosotros. Actualmente especulamos en beneficio de todos, tratamos de ayudar al cliente a que pueda comprar y buscamos la manera de que a algún proveedor le sirva lo que tenemos para que entre todos podamos seguir funcionando. Mantuvimos nuestra palabra en ciertas negociaciones a pesar del vaivén económico y respetamos mucho a nuestros clientes”, concluyó Di Pietro.