La Web de Negocios de la Hotelería y la Gastronomía
Texto
Anticipo
El macrismo porteño decidido a regular los alojamientos temporarios en la Ciudad

El proyecto de ley contempla la creación del “Registro de Propiedades de Alquileres Temporarios Turísticos de la Ciudad” y el permiso del consorcio; al tiempo que busca garantizar la seguridad de quienes usan el servicio. La inscripción será online y también deberán contratar un seguro de responsabilidad civil por daños contra terceros.

Ante la escasez de un modelo de gestión autosustentable que regule la oferta de los alquileres temporarios turísticos –cuyo boom alcanzará el récord histórico de tres millones de turistas extranjeros, con un impacto económico de más de US$ 3.000 millones–, el oficialismo presentó un proyecto para darle un marco regulatorio a los alojamientos administrados a través de aplicaciones como Airbnb, cada vez más habitual, entre turistas y locales.

A la espera de que la normativa –que entró el jueves 14 de noviembre a la Legislatura– se apruebe en las próximas semanas, la iniciativa presentada por el diputado Gonzalo Straface de Vamos Juntos, dispone la creación del “Registro de Propiedades de Alquileres Temporarios Turísticos de la Ciudad”, en el cual se deberán inscribirse las unidades de alojamiento que reciban a turistas en esta urbe, siendo el Ente de Turismo porteño la autoridad de aplicación.

Entre los puntos salientes, la disposición –que fue elaborada en conjunto con el Ente de Turismo en diálogo con diversos actores privados del trade, pero que tiene muchas aristas en común con un documento anteriormente craneado por la AHT– busca garantizar la seguridad de quienes usan el servicio; y propone que todas las unidades se registren con un trámite digital sencillo, y reciban un número identificatorio, que le dará información a quien alquila y un dato unívoco y obligatorio a las plataformas digitales. 

Sin embargo, entre las disposiciones que no conformaron a la pata privada sobresalen que la presente norma entraría en vigencia a partir del 1º de diciembre de 2020; como también el artículo 4, que fundamenta: “En el caso en que en un inmueble sujeto al régimen de propiedad horizontal se destinen un 75% o más de las unidades funcionales con destino habitacional a la actividad objeto de la presente ley y pertenezcan a un mismo propietario,  no será de aplicación la presente ley y deberán contar con la habilitación, registro y categorización que corresponda según la Ley Nº 4631 de Regulación de Alojamientos Turísticos o la que en el futuro la reemplace”. 

 

ALGUNOS CONSIDERANDOS.

El texto define por alquiler temporario turístico “al servicio de alojamiento en unidades con destino habitacional, en su totalidad o una parte de éstas, por un período mínimo de una pernoctación y de hasta tres meses”.

El proyecto establece que entre las obligaciones para los denominados “anfitriones” -quienes alquilan el alojamiento de manera temporaria- figura la de “informar al consorcio de copropietarios” que la unidad va a ser ocupada por turistas.

Por otra parte, argumenta que deberán “constatar la identidad y registrar información de cada huésped alojado, así como el período de alojamiento”; al tiempo que, el lugar destinado al alquiler tendrá que exhibir en su entrada una copia del certificado de inscripción al Registro y contar con un seguro de responsabilidad civil por daños contra terceros.

En otro orden, el documento afecta a “los propietarios, usufructuarios, cesionarios, administradores y/o locadores -o quiencualquiera de los anteriores designe a tal efecto y cuente con poder suficiente- que exploten y/o comercialicen inmuebles de manera habitual” en forma de alquileres temporarios turísticos.

Cabe mencionar, que la ley vigente en la Ciudad obliga a registrar solo a aquellos propietarios que tienen cuatro unidades o más, lo que representa menos del 4% del total de alquileres temporarios, según surge de la comparación de los números del registro y los de los privados.

 

DERECHO A RÉPLICA

"La compañía apoya regulaciones claras y sencillas de cumplir que fomenten la competencia justa e inclusiva y eviten generar nuevas barreras de entrada a las personas comunes que quieren ofrecer sus casas y generar un ingreso extra", le comunicó Airbnb a Clarín, y agregaron: “En Buenos Aires, tal como también sucede en distintas partes del mundo, Airbnb mantiene conversaciones con actores locales relevantes como anfitriones, autoridades, cámaras empresarias y otras organizaciones con el fin de encontrar puntos de acuerdo a favor de una regulación moderna, que fomente la igualdad de oportunidades y reconozca el derecho de todas las personas a ser parte de la industria del turismo".