La Web de Negocios de la Hotelería y la Gastronomía

Filtrar notas por sección

Texto
Informe especial
EMPLEO Y PBI
El aporte del sector a la macroeconomía

Como uno de los grandes dinamizadores de las economía locales, la hotelería y la gastronomía aportan a la generación de empleo directo y muestran a nivel regional un crecimiento constante en el aporte que hacen al Producto Bruto Interno.

La situación de la hotelería y la gastronomía como industria generadora de empleo y de divisas es muy diversa a nivel regional; y más aún a nivel global. En cualquier caso conocer el aporte específico que hace este sector a un país es de gran relevancia al momento de buscar inversores, pensar políticas públicas, definir los presupuestos anuales para los ministerios y delinear la oferta educativa (ya sea pública o privada), de forma tal de que pueda responder a la demanda de cuadros profesionales que requiere el mercado laboral.
En el caso de América Latina, una de las asignaturas pendientes es trabajar estadísticas y relevamientos que permitan conocer la incidencia específica de la hotelería y la gastronomía en las economía locales; más allá del paraguas que implica el turismo como actividad productiva. Tal es el caso de países como España, Estados Unidos o Francia que logran medir de manera específica el aporte que hacen los hoteles, restaurantes y bares a sus economía.

 

LA VOZ OFICIAL.
Para dar una referencia a nivel global, uno de los últimos datos que aportó la Organización Mundial del Turismo (OMT) es que el turismo representa el 10% del PIB mundial, el 7% del comercio internacional y el 30% de las exportaciones de servicios; y que uno de cada 11 empleos depende del turismo.
Asimismo, recientemente el Organismo dio a conocer los datos que arrojó 2016: 1.235 millones de turistas viajaron fuera de sus fronteras (46 millones más que en 2015). Se trató del séptimo año consecutivo de incremento aunque el ritmo se desaceleró (el aumento fue del 3,9% cuando en los últimos años había estado en torno al 4,6%). Cabe recordar además que la última caída del número de turistas extranjeros en el mundo fue en 2009, producto de la crisis financiera mundial.
En cuanto a las regiones, el año pasado Asia y Pacífico crecieron en términos relativos y absolutos un 8%. América del Norte experimentó una subida del 4%; mientras que Europa creció sólo un 2% debido a resultados desiguales entre los destinos.
Asimismo, la OMT prevé que el turismo mundial continúe al alza en 2017, afrontando retos como la inseguridad, el impacto de la tecnología y la necesidad de convertir al sector en una actividad sustentable.
En cuanto a América del Sur, según la OMT, registró un crecimiento del 4%. Sólo por citar algunos ejemplos Cuba recibió a 4 millones de personas y Brasil, influenciado por los Juegos Olímpicos, batió su récord con 6,6 millones de turistas extranjeros. A su vez, la Organización estima que la región continuará creciendo entre un 4% y 5% anual hasta 2030, haciendo un fuerte aporte al ingresos de divisas y a la generación de empleo.
No obstante los números alentadores, lo cierto es que la industria en América Latina aún se encuentra en una etapa de desarrollo. Tal es así que en el Foro Económico Mundial sobre América Latina, que se realizó en el país hace pocos meses, se expuso que existen siete 'diamantes en bruto' que aún resta explotar en la región. Turismo integró esa nómina junto con infraestructura, energía y telecomunicaciones, entre otros rubros.
Asimismo, en el evento se expuso que las herramientas que deben utilizarse para impulsar esta actividad son la construcción de marcas nacionales y regionales, el aprovechamiento de la conectividad y las nuevas políticas de visado.

 

LA ECONOMÍA LOCAL.
En el caso argentino, el sector hotelero y gastronómico mostró una marcada de desaceleración en los últimos años. En términos generales el Turismo aporta un 8% al PBI. Para hablar de términos específicos, el Ministerio de Hacienda y Finanzas Públicas de la Nación publicó en agosto de 2016 un Informe de Cadenas de Valor donde indicaba que el sector de "Hoteles y Restaurantes" aporta el 2% del PBI nacional.
Por su parte, recientemente el ministro de Turismo de la Nación, Gustavo Santos, anunció que "hay 142 proyectos hoteleros en marcha que generarán más de 16 mil nuevos puestos de trabajo directo e indirecto. A lo largo de 2017 se estarán ejecutando proyectos de inversión turística privada por $ 54 mil millones, de los cuales más de $ 17 mil millones corresponden a inversiones en alojamiento turístico".
La Patagonia encabeza el ranking de regiones con más alojamientos en construcción, con 40 establecimientos. Pero el crecimiento se está dando en todo el país. Hay 32 alojamientos en construcción en Buenos Aires, 27 en el Norte, 21 en Cuyo y 16 en el Litoral, detalló además el funcionario.
Por su parte, un modelo de negocio que se muestra en expansión es el de las franquicias. Según datos de la Asociación Argentina de Marcas y Franquicias (AAMF), en Argentina el segmento tuvo más de 20 mil aperturas de locales, generó 200 mil empleos y aportó el 1,6 % del PBI en 2016. En cuanto a los rubros, siempre lidera la gastronomía con el 35%, le sigue indumentaria con el 20% y servicios entre el 10 y 15%.

 

EL MAPA REGIONAL.
Por su parte, en Colombia el turismo se convirtió en el segundo generador de divisas, al alcanzar en 2016 los US$ 5.688 millones en la cuenta de viajes y transporte; lo que representó además el 6,1% del PIB.
En el periodo que fue de 2010 a 2016 creó 370 mil nuevos empleos y en 2016 registró un total de 1.823.931 personas trabajando para la industria.
En tanto, Brasil aún celebra el impacto que tuvo en la actividad ser país organizador del Mundial de Fútbol y de los Juegos Olímpicos. Sin embargo, actualmente el sector de viajes y turismo está en retracción debido a la crisis política interna y el brote del virus de Zika. En tal sentido, la World Travel and Tourism Council (WTTC) prevé que la contribución del sector al PIB caiga un 1,6% este año.
En Perú la actividad contribuye con el 7% al PBI nacional y genera alrededor de 1,7 millones de empleos directos. Además, es uno de los tres grandes motores de la economía nacional por su potencia para generar inversiones, empleo, producción y consumo.
En Chile el sector de los viajes se ubicó en el cuarto lugar de las principales industrias que aportan al PIB, con el 3,2%. Además, es uno de los sectores con mayor potencial para impulsar el crecimiento económico, como se ve reflejado en los últimos programas de gobierno, como "Transforma Turismo" o "Invierte Turismo".
Según datos de la Asociación Chilena de Empresas de Turismo (Achet), este rubro crece, en promedio, 15 veces más que la actividad económica en general. En 2016 creció un 25%, frente al 1,75% que lo hizo la economía total del país. A la vez da trabajo a unas 316 mil personas.